Cómo aliviar las agujetas. La guia definitva

Aliviar las agujetas es indispensable para cualquier deportista que quiera practicar un entrenamiento duro y sin descanso. Si todavía no tienes claro si es bueno o malo tener agujetas puedes ver el vídeo que grabamos junto a Valentí Sanjuán para aclarar tus dudas.

Entenderemos las agujetas como aquel dolor que se siente en cualquier lugar entre 12 y 48 horas después de un entrenamiento. Los especialistas lo denominan DMAT o dolor muscular de partición tardía. Así pues, se trata de la consecuencia de roturas microscópicas en los tejidos musculares.

El cuerpo es inteligente y con el dolor quiere avisarte de que la zona está en fase de recuperación y te permite saber cuando puedes volver a tu entrenamiento.

Como bien sabes, el dolor producido por las agujetas no es grave, pero sí es muy molesto y puede provocar dificultad de movimiento para la zona afectada. Desafortunadamente, no existen métodos claros para prevenir los efectos de las agujetas a pesar de que se han realizado varias investigaciones sobre el tema.

De todas formas, para su prevención recomendamos calentar bien los músculos antes del entrenamiento, así como realizar un aumento progresivo del nivel de entrenamiento. Es necesario empezar por ejercicios suaves e ir incrementando la intensidad hasta llegar a los más duros, pero nunca sin llegar a la intensidad en la que vamos a realizar el entrenamiento. Con esta práctica conseguimos que las fibras musculares se preparen para una situación de esfuerzo.

La importancia de calentar los músculos

Para entrenar debidamente y rebajar la posibilidad de sufrir agujetas es importante entrar en calor antes de comenzar el entrenamiento. Además, elevar la temperatura muscular reduce el riesgo de lesiones ya que al practicar deporte en frío es más fácil que el músculo se rompa.

Asimismo, ayuda a preparar al organismo para una actividad física intensa. Así pues, se aceleran los procesos nerviosos. Es decir, la velocidad en el tiempo de percepción y transmisión de la información, con lo que aumentamos la velocidad de reacción. De esta forma, nos preparamos para hacer frente a aquellos imprevistos que podemos encontrarnos en el transcurso de nuestra actividad.

A nivel cardiovascular, el corazón bombea mayor cantidad de sangre de manera que los músculos consigan oxígeno suficiente para superar el esfuerzo que conlleva el entrenamiento.

Finalmente, destacar que gracias al aumento de la temperatura los músculos aumentan en fortaleza, flexibilidad y agilidad, y se mejora la coordinación corporal. Para ello, se recomienda utilizar una crema efecto calor como el Cremy Gel de Madform. Esta crema se trata de un vasodilatador que incrementa el flujo de sangre en la zona donde se aplica. Indispensable para realizar un calentamiento completo antes del entrenamiento de alta intensidad.

El estiramiento después de entrenar

Los estiramientos no solamente ayudan al cuerpo a volver a la calma y recuperar las pulsaciones iniciales de manera progresiva, también ayuda a que el tejido muscular recupere la longitud inicial una vez haya desaparecido la fuerza. Y, por supuesto, a prevenir las agujetas.

Un estiramiento completo después de entrenar ayuda a prevenir las agujetas ya que facilita que los minerales lleguen al músculo trabajado. Así pues, evitamos los dolores causados por la falta de minerales en el tejido muscular. La contractura del músculo después del ejercicio dificulta la entrada de los minerales en el tiempo y cantidades necesarias para su óptima recuperación.

De esta forma, estirar debidamente no solamente ayuda a prevenir las agujetas, sino que nos aportan mejor rendimiento en la práctica deportiva. De este modo, ganamos elasticidad, una característica indispensable para realizar ejercicios complejos. Además, el estiramiento nos ayuda a prevenir las lesiones que se producen por un exceso de contractibilidad y falta de extensibilidad.

Y si todo lo que te estamos explicando te parecen pocos motivo para estirar debidamente, debes saber que un buen estiramiento facilita que tus músculos crezcan ya que estirar desarrolla la musculatura y te ayuda a conseguir tus objetivos.

De todas formas, algunas veces a pesar de haber realizado un correcto calentamiento muscular y un estiramiento post entreno completo, seguimos padeciendo dolor y molestias causadas por las agujetas. Cuando la prevención no es suficiente es cuando nos preguntamos a nosotros mismos qué hacer para aliviar los síntomas de las agujetas.

Estiramiento suave

Cuando los músculos están en modo de recuperación tienden a endurecer, lo que exagera los sentimientos de dolor.  Si practicas estiramientos lentos y suaves en la zona afectada sentirás rápidamente como se alivian las agujetas.

Masaje ligero

Otro remedio para aliviar las agujetas es aplica run suave masaje al músculo dolorido. De este modo, puede ayudarte a reducir la tensión, mientras que el aumento de flujo sanguíneo ayuda a acelerar la recuperación.

Baño caliente

Ayudará a que los músculos se aflojen y mejorará la circulación. De este modo, al tener mayor circulación sanguínea, tendrás más oxígeno y nutrientes en la sangre. Una combinación perfecta para recuperar tus músculos doloridos y aliviar las agujetas.

Tratamiento caliente / frío

Utilizar una crema de acción frío-calor como Sport Formula de Madform facilitará la recuperación muscular. Es una crema de fácil aplicación, recomendada para deportistas de alto rendimiento y profesionales.

Por supuesto, como complemento de estos remedios debes tener en cuenta de alimentar tu cuerpo con los nutrientes necesarios. La falta de nutrientes puede estar directamente relacionada con las agujetas. Por este motivo, es importante seguir una buena dieta y comer algo antes y, sobre todo, después de entrenar.

Cuando el dolor de las agujetas es extremo

Si te has encontrado en el punto en que apenas puedes moverte y que el dolor de las agujetas es extremadamente alto, lo mejor que puedes hacer es dejar de lado la actividad física y centrarte en la recuperación muscular. Para aliviar las agujetas más fuertes podemos tomar incluso algún analgésico suave, de esta forma, conseguiremos un alivio rápido del dolor y conseguiremos levantarnos de la cama.

La toma de analgésicos puede ir acompañada por duchas de agua fría. El transcurso de la ducha empezaría con el agua a temperatura media e iría descendiendo hasta que el agua estuviera completamente fría. Además, es importante dirigir el chorro de agua directamente a la zona afectada. El agua fría actuará de forma que adormecerá la zona y ayudará a aliviar el dolor producido por las agujetas.

Es importante que tengamos en cuenta todos estos consejos a la hora de volver a nuestros músculos su estado habitual de salud tras unos entrenamientos severos. De esta forma, es necesario que tengamos presente que nunca debemos sobrepasarnos ni en el peso ni en la cantidad de ejercicio a realizar si no queremos pagar las consecuencias de unas agujetas sobrehumanas.

Evidentemente, otra opción para aliviar las agujetas sería la inactividad. Es decir, descansar y no hacer nada, pero no vamos a hacer hincapié en ella ya que entendemos que a un #madformer como tu nada le puede parar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obten un 10% de descuento en tu primera compra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies