Lesiones Deportivas: Codo de Tenista

codo de tenista, lesion deportiva

Lesiones Deportivas: Codo de Tenista

Hemos tratado el tema de las lesiones deportivas varias veces anteriormente. Hemos escrito sobre las lesiones comunes en el voleibol, las lesiones en los gemelos, lesiones en las lumbares y lesiones de hombro que son muy comunes entre los nadadores. Pues hoy volveremos de nuevo al tema.

Las lesiones deportivas están muy presentes en las personas que practican deporte de forma habitual.  Existen fórmulas para evitarlas, pero si has estado practicando deporte durante mucho tiempo lo más probable es que hayas sufrido alguna lesión deportiva.

Las lesiones deportivas se pueden dividir en dos tipos: las causadas por traumas y las que resultan por un ejercicio excesivo. Pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero algunas lesiones están a menudo asociadas con ciertos deportes. Un buen ejemplo de una lesión por sobreesfuerzo es la epicondilitis o codo de tenista (también conocida como codo de tirador y el codo del arquero). El codo de tenista es una inflamación de uno de los tendones extensores del antebrazo (el epicóndilo lateral) – que forma parte del mecanismo que te permite enderezar el brazo. Se caracteriza por un dolor en el codo (especialmente en la parte externa del codo).

La causa exacta que provoca el codo de tenista es objeto de discusión, y es probable que sea el resultado de varios factores, pero, en general se considera que es el resultado de los movimientos repetitivos necesarios para golpear la pelota. Al repetirse este movimiento una y otra vez por los jugadores de tenis (tranquilamente alrededor de 200 veces por juego) y que cada extensión se acompaña por un impacto cuando la raqueta golpea la pelota, no es sorprendente que se pueda llegar a sufrir esta lesión.

Otro factor que puede contribuir al codo de tenista es el nivel de habilidad del jugador. Las personas con una mala técnica son mucho más propensos a sufrir la lesión que los que juegan correctamente. Esto es en realidad un factor común a muchas lesiones deportivas, especialmente las relacionadas con el sobreesfuerzo.

Cómo prevenir el Codo de Tenista

  • Calentamiento: Esta es probablemente la manera más importante para reducir el riesgo de lesiones deportivas
  • Estiramiento: El aumento de tu flexibilidad te ayudará a evitar lesiones
  • Descanso: El cuerpo necesita tiempo para recuperarse de las sesiones de entrenamiento. Como mínimo, debes establecer por lo menos un día de descanso a la semana
  • Si estas lesionado o sientes dolor en el codo, sobre todo en la parte exterior, deja de jugar. Si no lo haces, corres el riesgo de sufrir una lesión seria que podría suponer que tendrás que dejar de jugar por completo durante mucho tiempo.
  • Si no has jugado durante mucho tiempo o no tienes mucha experiencia debes empezar poco a poco. Es más probable que sufras una lesión de este tipo si tu cuerpo no está acostumbrado a hacer ejercicio, ya que tus músculos no proporcionarán la estabilidad necesaria para las articulaciones.
  • Fortalecer los músculos de los brazos, los hombros y la espalda. Esto proporcionará una mayor estabilidad a las articulaciones.

¿Sufres de dolor en el codo o codo de tenista? Si es así, estate atento. En nuestro próximo post cubriremos la mejor manera de tratar el codo de tenista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obten un 10% de descuento en tu primera compra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies