HOY 10% DESCUENTO. USANDO CUPÓN: MADFORM10
PAGO SEGURO ENVÍO 24/48 HORAS GRATIS DESDE 20€

Las mejores cremas para esguinces

¿Cuánta ayuda pueden ofrecerte las cremas para esguinces cuando sufres ese percance? Esa es la pregunta que intentaremos responder en este post. Pero será bueno recordar antes qué son los esguinces y por qué dan tanto la lata a los deportistas.

Un esguince es, básicamente, una lesión en las bandas de tejido fibroso que unen los huesos que forman una articulación. Esas resistentes bandas son los ligamentos, y esa lesión puede resultar de mayor o menor gravedad sin dejar de llamarse esguince.

Son causas frecuentes de esguinces los gestos antinaturales o los movimientos bruscos que estiran el ligamento más de lo que este puede soportar. Así que, entre torceduras, golpes y caídas, es casi imposible que una persona deportista no experimente la desagradable sensación de un esguince unas cuantas veces en su vida.

Las articulaciones con más riesgo varían en función del deporte que se practique. Si corres o juegas al baloncesto probablemente estarás acostumbrado a tratar los esguinces de tobillo. Pero si te dedicas al tenis o al esquí son tus pulgares los que tienen un montón de boletos.

También las rodillas pertenecen a la asociación de perjudicados por la fastidiosa lesión, y no son pocas las disciplinas en las que los esguinces de muñeca resultan habituales. Por otra parte, si haces boxeo u otro deporte de combate, ya sabrás que debes tomar precauciones frente a un posible esguince cervical.

Si tienes tendencia a sufrir ese problema y te estás planteando el uso de alguna pomada o gel para las lesiones, te adelantamos que, efectivamente, una buena crema para esguinces puede ayudar mucho a la salud de tus articulaciones.

Lesiones de esguinces

Esguinces: síntomas y clasificación en grados

Un esguince suele venir acompañado de dolor, inflamación de la zona afectada, limitación de la movilidad articular y un hematoma de mayor o menor importancia. La intensidad de estos síntomas nos puede dar algunas pistas sobre la gravedad de la lesión, porque los tipos de esguince suelen clasificarse en grados:

  • Al grado 1 pertenecen los sobreestiramientos que provocan microrroturas en las fibras del ligamento. Se trata de los casos más leves, y tras la aplicación de hielo en la zona afectada será de gran ayuda MAD Freeze, un gel frío para bajar la hinchazón y aprovechar a fondo el efecto beneficioso de la baja temperatura.
  • En el grado 2 están aquellos supuestos en que existe desgarro parcial del ligamento y dolor intenso. Frecuentemente aparece un hematoma considerable y la movilidad de la articulación queda muy limitada.
  • El grado 3 es la peor lesión de la lista: una rotura total que necesita de tratamiento quirúrgico seguido por una recuperación larga y concienzuda.

No existe una solución infalible para librarse de los esguinces porque cualquier actividad deportiva implica cierto riesgo de lesión. Pero sí puedes tomar algunas medidas para alejar esa posibilidad y cuidar bien de tus articulaciones.

Cremas deportivas para esguinces

Prevención y tratamiento de los esguinces: el apoyo de las cremas Madform 

Hay ciertos hábitos generales que reducen el riesgo de lesiones, como llevar una dieta equilibrada, descansar lo suficiente, utilizar una equipación deportiva ajustada a tus necesidades, y, desde luego, mantener el sano vicio de estirar y calentar correctamente.

En ese acondicionamiento previo de músculos y articulaciones resulta muy útil MADFORM Cremy Gel. Se trata de una crema de calentamiento efectiva que también actúa como producto terapéutico contra las lesiones crónicas.

MADFORM Sport Formula, por su parte, está pensada para acelerar y mejorar el proceso de recuperación muscular. Su efecto frío-calor, que aumenta el flujo de sangre y oxígeno, previene los traumatismos y minimiza el deterioro del músculo, por lo que también resulta muy indicada en caso de esguinces o sobrecargas

De MAD Freeze ya te hemos hablado más arriba. Alivia el dolor del traumatismo, funciona como crema antiinflamatoria y aporta todos los beneficios del frío en el duro combate contra las lesiones.

Aunque las cremas para esguinces no pueden hacer milagros, sí son capaces de potenciar la acción reparadora de tu cuerpo, ayudar a que sus fibras sean menos vulnerables y acelerar su recuperación. Ten en cuenta que muchas veces, a un simple esguince en el pie de tipo leve no le prestamos la atención que deberíamos, y que ese descuido puede generar problemas a medio y largo plazo.

Como decíamos al principio, sería muy raro que no hubieses sufrido esguinces si llevas algunos años haciendo deporte. ¿Cuál es tu experiencia con ellos? ¿Tienes algún consejo que pueda ser útil a la comunidad Madform?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies